Bizcocho de limón y lemon curd

La idea inicial de este bizcocho era hacer magdalenas... Hice una lemon curd con intención de rellenarlas, pero la falta de tiempo me hizo cambiar de idea en el último momento y horneé toda la masa junta en un único molde. El resultado...un jugoso bizcocho relleno de crema de limón. Yo usé un molde de 22 cm, y ha subido bastante, pero si usáis uno más grande no os garantizo que os quede muy alto.





La receta es la de magdalenas de limón de Su, de Webos fritos. Y he de decir que queda espectacular. Ahora me queda probar la receta en moldes individuales, tal y como ella la presenta en su blog. Si están la mitad de buenas que el bizcocho, triunfarán seguro!!

Con este, nos apuntamos a la tercera semana del #proyectobizcochowebos de Su. 52 bizcochos en un año...ya van quedando menos!!





Ingredientes
3 huevos
250 gr de azúcar
Ralladura de 1 limón
3 cucharadas de zumo de limón
75 gr de aceite de oliva
110 gr de nata para montar
250 gr de harina
12 gr de levadura

Para la lemon curd
160 gr de azúcar glas
La ralladura de 2 limones
Zumo de 2 limones



Precalentar el horno a 200º

Batir el azúcar y la ralladura de limón con los huevos durante 5 minutos hasta que doblen su volumen. Añadir el zumo, el aceite y la nata y continúa batiendo durante 1 minuto más. Incorporar la harina y la levadura y mezclar sin batir en exceso.

Verter la mezcla en un molde desmoldable engrasado y meter al horno unos 25 minutos. pinchar con un palito, y si este sale limpio está listo. Yo lo puse con calor arriba y abajo sin ventilador.

Dejar enfriar sobre una rejilla completamente antes de desmoldarlo.


Preparamos la crema.

Mezclar todos los ingredientes con una batidora y poner en un bol al baño maría. Calentar la crema, removiendo constantemente, hasta que espese pero sin que llegue a hervir. Retirar del fuego y dejar enfriar completamente antes de usarla.


Montamos el bizcocho. Cortamos el bizcocho, bien frío, por la mitad y obtendremos dos discos. Untar una de las mitades con la crema y tapar con el otro. Conservar en un lugar frío para que la crema no pierda consistencia (si os da tiempo y no se lo comen de una sentada).




Seguir leyendo »

Rusos con queso tierno y pistachos verdes

Ya era hora de que publicase algo salado, porque llevo una temporada en la que el dulce gana por goleada.... y eso no puede ser. Así que hoy me he plantado y os traigo unos filetes rusos de quitar el sentido.

Soy muy dada a mezclar la carne picada con diversos ingredientes para no cansarme de comerla siempre igual. De hecho tengo publicadas varias recetas de rusos diferentes, y seguro que caerá alguna más.

Hace un tiempo compré en el Lidl unos pistachos verdes de la marca Deluxe que estaban buenísimos. Lástima que no los haya vuelto a encontrar.... El caso es que se me ocurrieron un montón de recetas dulces con ellos y esta salada de hoy, y al final me decidí por la menos calórica, pero sorprendentemente buena.

Podéis cocinar los rusos a la plancha o al vapor. Como prefiráis. Yo los hago muchas veces en el Varoma de la Thermomix, cuando tengo que hacer alguna salsa, me organizo y aprovecho para hacerlos. Luego congelo y listo, ya tengo comida para alguna emergencia.

Una comida de lujo. Para un menú de lujo!!






Ingredientes
1/2 kg de carne picada
2 rebanadas de pan de molde
20 ml de leche
Ajo en polvo
Sal
2 huevos
100 gr de pistachos verdes
Queso tierno de oveja

Para la salsa
Pistachos verdes
Leche evaporada
Sal 
Pimienta


Preparamos la carne. Mojamos el pan en la leche y escurrimos. Añadimos, desmenuzado, a la carne junto con el ajo, la sal y los huevos. Mezclamos bien. Incorporamos los pistachos picados y el queso cortado en dados pequeños. Damos forma a los rusos y reservamos. 

Calentamos un poco de aceite en una sartén y hacemos los rusos. 

Preparamos la salsa. Calentamos en un cazo la leche evaporada. Salpimentamos y añadimos los pistachos picados. 

Servir los rusos acompañados de la salsa caliente.



Seguir leyendo »

Bundt Cake de piña colada y glaseado de limón

El descubrimiento de este año. Un bundt cake que integra dos sabores muy característicos y que o te gustan o no. No admite términos medios. La piña colada y el limón.




Como podéis observar utilizo mucho el queso crema porque me gusta mucho la textura que le da a los bizcochos. Es muy jugoso y da más consistencia que el yogurt; así que no os extrañéis si lo veis como ingrediente principal en muchos de mis bizcochos. Eso sí, no valen los quesos lights pues, no me preguntéis por qué pero, la textura no resulta la misma.

Sé que más de una se ha vuelto loca con este bizcocho y se propuso hacerlo en cuanto lo probó. Así que no dejéis de hacerlo….os prometo que este no defraudará a nadie. Otro más para el #proyectobizcochowebos








Ingredientes
185 gr de mantequilla reblandecida
185 gr de creso crema a temperatura ambiente
330 gr de azúcar
3 huevos
Pasta de piña colada (Yo Home Cheff)
250 gr de harina
1 sobre de levadura química Royal (impulsor)


Precalentar el horno a 180º. Engrasar un  molde tipo bund cake y reservar.

Batir la mantequilla y el queso con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que la mezcla adquiera un color blanquecino. Añadir el azúcar y seguir batiendo durante un par de minutos.

Echar los huevos de uno en uno batiendo después de cada incorporación, sin añadir el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado. Añadir la pasta de piña colada y mezclar.

Agregar la harina tamizada con la levadura en dos tandas y batir a velocidad baja sólo hasta que se mezcle para no bajar la masa.

Hornear el bizcocho durante 1 hora aproximadamente, o hasta que al pinchar con un palito este salga limpio. Dejar enfriar sobre una relilla y una vez frío del todo, desmoldar.


Para la glasa
200 gr de azúcar glas
30 gr de agua con zumo de limón

Mezclar el azúcar con el agua hasta obtener la textura deseada. En el gusto de cada uno va la intensidad del sabor a limón que le queráis dar al glaseado.

Una vez desmoldado el bizcocho, cubrirlo con el glaseado y dejar secar. Espolvorear con ralladura de limón



Seguir leyendo »

PlumCake de calabaza, naranja y crema de queso

Todo un reto se presenta ante mi.... El reto #proyectobizcochowebos  propuesto por Su de Webos Fritos. Y es que aunque me encanta preparar bizcochos voy a ver si soy capaz de hacer 52 este año.

Y en mi casa están encantados, porque les encantan los bizcochos. Aunque he de decir que son bastante simplones porque les vuelve locos el bizcocho de yogurt...y cuando pasa mucho tiempo sin que lo prepare ya me lo están recordando....sobre todo el papá. Así que sí....va a ser un reto en toda regla!!!




Y para empezar esta semana lo hago con un plumcake que integra frutas de temporada,; la calabaza y la naranja. El resultado, un bizcocho húmedo y muy jugoso. Acompañado de una buena taza de chocolate caliente, ya tenéis la merienda lista!!!





Ingredientes
1 naranja entera
200 gr de calabaza asada
150 gr de queso crema
250 gr de azúcar
3 huevos
100 gr de aceite de girasol
280 gr de harina
1 sobre de levadura (impulsor)
Una pizca de sal


Precalentar el horno a 180º.

Triturar la naranja con piel y todo. Añadir la calabaza, el azúcar y los huevos y batir bien con ayuda de unas batidora de varillas. Cuando esté todo bien integrado, incorporar el aceite y el queso crema y volver a mezclar sólo hasta integrar los ingredientes.

Añadir la harina tamizada junto con la levadura y la sal y mezclar con ayuda de una espátula para evitar que se baje la mezcla y pierda aire.

Engrasar un molde tipo plumcake y forrar con papel de hornear para facilitar el desmoldado. Verter la mezcla en él y meter al horno durante 25-30 minutos. O hasta que pinchéis con un palito y salga limpio.

Recordad no abrir el horno cuando el bizcocho esté cociéndose. Y no olvidéis que cada horno es un mundo...lo que a mi se me tarda en hornear 20 minutos, a ti puede que te tarde 25 a la misma temperatura. Así que lo mejor es observar vuestros bizcochos y comprobar con el palito.


Dejar enfriar sobre una rejilla y desmoldar cuando esté completamente frío.







Seguir leyendo »

Croquetas de boletus e ibérico #croqueteandoTS

Empezamos el año en La cocina TS con una propuesta muy nuestra. Las croquetas. ¿Qué hay más TS que un buen plato de croquetas recién hechas? Un plato muy versátil porque admiten de todo. ¿Qué tienes sobras de cocido y no sabes que hacer con ellas? ¿Un taquito de jamón olvidado en la nevera? ¿Verduras, carne, queso, pescado,  marisco? Lo que se te ocurra.

No hay cocina que se precie que no tenga una receta de croquetas en su recetario. Las de la abuela, las de mamá, las de la tía, las de la vecina… Y a cada uno le gustan las suyas… porque oye, como las de mi casa… ningunas!!!



Cuando pienso en croquetas y en cuando era niña, siempre me vienen a la cabeza unas croquetas de gambas que preparaba mi madre y que me volvían loca. Y las he dejado en la recámara, porque serán las próximas que prepare. Pero esta vez me he decantado por unos boletus y jamón. Y no veáis como vuelan!!! Deliciosas. Como base, una bechamel. El sabor… el del ingrediente, o ingredientes que más nos guste o apetezca. Y como ya os he dicho, no serán las únicas que publique, porque ahora que me ha entrado la fiebre croquetera y he cogido ritmo, voy a preparar un par de tandas más (diferentes a estas) para cargar el congelador. Porque son geniales para emergencias y para apañar cualquier merienda, comida o cena. Y es que…. ¿quién no se vuelve loco por unas buenas croquetas? Pues vamos a meternos en faena…





Ingredientes
60 gr de mantequilla
130 gr de harina
400 ml de leche
1/2 cucharadita de sal
Nuez moscada
2 dientes de ajo
200 gr de boletus
60 gr de jamón ibérico


Picamos, con ayuda de una picadora, el jamón. Reservamos.

Laminamos los ajos y sofreimos, a fuego lento, en un poco de aceite. Rehogamos los boletus un par de minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Cuando estén frías pasmos por la picadora para que los trozos sean un poco más pequeños. (Triturar al gusto de cada uno, pero no dejéis los trozos muy grandes o será más complicado formar luego las croquetas). Reservar

En una sartén calentamos la mantequilla. Añadimos la harina, mezclamos bien y la tostamos unos minutos hasta que pierda el color blanquecino. Vamos incorporando la leche poco a poco sin dejar de remover para que no se formen grumos. Salpimentamos y espolvoreamos con un poco de nuez moscada. Echamos el sofrito de boletus y mezclamos bien. Cocinamos unos minutos hasta que la masa se desprenda de las paredes de la sartén. Añadimos el jamón picado y retiramos del fuego.

Volcamos la masa en una fuente y cubrimos con film transparente asegurándonos de que este toque toda la masa para evitar que le entre aire y se forme costra. Dejar reposar de un día para otro en la nevera.

Coger porciones y darles forma (también podéis meter la masa en una manga pastelera y hacer churros que luego iréis cortando del tamaño que queráis). Rebozarlas en pan rallado, huevo y pan rallado de nuevo. Freir en abundante aceite caliente a fuego medio unos minutos. Servir calientes.

Buen provecho



Este mes tenemos muchos amigos que se han unido a la propuesta de La cocina Typical Spanish, #croqueteandoTS. ¿Te las vas a perder? Pincha aquí y no dejas de ver todas las propuestas.





Seguir leyendo »

Bolo-Rei

Primera receta del año. Día de Reyes. Mañana de nervios y de ilusión..... El día que más pronto nos levantamos de todo el año y que a nadie parece importarle. Y es que levantarse por la mañana, y ver el salón lleno de regalos es algo que en mi casa siempre se ha vivido con mucha ilusión. Ese brillo en los ojos antes de empezar abrir los regalos, esa emoción y esos nervios controlados.... son la mejor parte del día.

Para mi siempre ha sido un día muy especial, pero desde que soy madre, lo vivo con una intensidad de la que no he sido consciente en mis años sin niños en casa. Prepararnos para este día; comprar los regalos; envolver los de última hora; preparar el avituallamiento para Sus Majestades y sus camellos... e irte a la cama sabiendo que tu vas a estar casi mas nerviosa que ellos cuando empiecen a abrir sus regalos!!!! Se despierta en mi la niña que llevo dentro y vuelvo a mi niñez.... a esos pasos tímidos hacia el salón, con el miedo (y la inocencia) de pensar que aun podían estar los Reyes en casa poniendo los regalos... Y esa sensación se la debo a ellos... mis enanos, así que solo puedo decirles..... gracias por hacerme volver a sentir como una niña.

También es un día especial porque hoy hace 38 años, los Reyes me dejaron el mejor regalo del mundo.... mi hermana. Si, no había otro día!!! Y la pobre lo ha "sufrido" año tras año... Que si se olvidan de felicitarla, que si como es Reyes ya tienes regalos.... y el de cumpleaños a veces no llega... Pero este año, es doblemente especial para ella porque a parte de cumplir años, lo hace en la mejor compañía.... pues es su primer cumpleaños como mamá. Y es que Daniela la tiene loca... pero como para no estarlo... si nos tiene locos a todos!!!!!



Que yaaaa, que ya voy..... Bueno, el caso es que todo es especial en este mágico día, hasta el olor de casa... Y este año ha ayudado a eso el roscón que he preparado para recibir a Sus Majestades, los Reyes Magos de Oriente. Pero no un roscón tradicional.... bueno sí, pero no de aquí. Este año nos hemos ido al país vecino, a Portugal, y nos hemos traído de allí su Bolo-rei. Dulce tradicional similar a nuestro Roscón de Reyes, pero con la peculiaridad de que va relleno de frutas escarchadas y frutos secos y no es aromatizado con agua de azahar, sino con vino de Oporto. Otra de las características de este dulce, es que ellos lo consumen durante todas las fiestas navideñas, y no solo el Día de Reyes como hacemos nosotros.

Como a mi no me gustan casi nada las frutas escarchadas, lo he rellenado de frutos secos y uvas pasas, y, aunque un poco seco, el sabor no ha defraudado nada. La próxima vez, creo que lo dejaré unos minutos menos en el horno. Aún así... ha quedado muy rico!!!!




Ingredientes
50 gr de pasas (maceradas en Oporto)
100 gr de nueces y piñones picados
2 y 1/2 sobres de levadura seca de panadero
Una cucharadita de azúcar
60 ml de agua templada
500 gr de harina de fuerza
1 y 1/2 cucharadita de sal
100 gr de mantequilla en pomada
100 gr de azúcar glas
Ralladura de 1 limón
Ralladura de una naranja
3 huevos
3 cucharadas de vino de Oporto


En un cuenco o bol pequeño, echar la levadura y mezclarla con el azúcar y el agua. Remover y dejar reposar 5 minutos.

En un bol grande mezclamos la harina y la sal y hacemos un hoyo en el centro. Echamos la mezcla de la levadura y, con una cuchara de madera dejamos caer la harina de los costados. Mezclamos con el liquido y cubrimos con un paño. Dejamos esponjar 20 minutos.

Mientras reposa la masa, vamos batiendo la mantequilla  junto con el azúcar glas y las ralladuras, en otro recipiente, hasta que obtengamos una crema ligera y espumosa. Incorporamos los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada incorporación. Añadimos el Oporto y batimos de nuevo (solo lo justo para mezclarlo). Echamos esta mezcla en el hoyo de la mezcla anterior y mezclamos con la harina de los costados.

Volcamos la masa en una superficie enharinada y amasamos durante unos 10 minutos hasta que obtengamos una masa homogénea, elástica y tersa. Añadimos las pasas (bien escurridas) y los frutos secos y volvemos a amasar hasta que quede todo bien integrado. Colocamos la masa en un recipiente limpio y tapamos. Dejamos levar durante unas 2 horas o hasta que doble su volumen.

Desgasificamos la masa y dejamos reposar otros 10 minutos. Damos a la masa forma de rosca. Tapamos con un paño y dejamos levar 1 hora aproximadamente o hasta que duplique su tamaño.

Pincelamos con huevo batido, decoramos con frutos secos y azúcar humedecido y metemos al horno precalentado a 180º durante unos 35 minutos (yo lo dejé 40 y ha quedado un pelín seco), pero no olvidéis que cada horno es un mundo... Dejar enfriar sobre una rejilla antes de consumirlo.




Espero que SSMM hayan sido generosos con todos vosotros. Feliz Día de Reyes!!!!

Seguir leyendo »

Empanadillas de ricotta y membrillo. Reto "Alfabeto Dulce"

Me quedaba un reto antes de termninar el año y casi me voy sin dejarlo hecho!!! Si es que soy un caso. A unos minutos de publicar la entrada estoy redactándola como una loca. Si es que siempre me pilla el toro. Bueno, el caso es que aqui estoy y con la sensación de dejar todo bien agarradito para empezar con fuerzas el 2015.




Este mes, en el reto Alfabeto Dulce, nos ha tocado cocinar algo con ricotta. Ese queso italiano que se usa en la cocina para infinidad de platos. Queso, que en realidad es un producto lácteo similar al queso, obtenido después del segundo procesamiento del suero lácteo que se extrae de la elaboración de los quesos blandos (Wikipedia). La verdad es que yo casi nunca cocino con él porque a parte de como acompañamiento en alguna salsa para pasta, poco más rendimiento le he sacado. Pero esta vez ha sido diferente. Era un reto dulce....y un reto dulce hemos conseguido!!!

Bien, pues yo me he decidido por unas empenadillas, aprovechando el dulce de membrillo que tengo en la nevera y que preparo cada año con los membrillos del huerto. Que, por cierto, mira que lo hago veces y no tengo publicada la receta!!!





Ingredientes
1 paquete de obleas para empanadillas (Yo La Cocinera)
150 grs de queso ricotta
100 grs de dulce de membrillo (si es casero mejor)
1 puñado de nueces
1 puñado de piñones


Batimos bien el queso con el dulce de mebrillo hasta obtener una pasta lo más homogénea posible. Una vez obtenida la consistencia deseada, añadimos las nueces picadas y los piñones y mezclamos bien.

Extendemos las obleas para empanadillas sobre una superficie lisa y vamos colocando encima de cada una cucharaditas de la masa. No rellenéis en exceso o se os saldrá al hornearlas. Las sellamos con ayuda de un tenedor y colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Pincelamos con huevo batido y horneamos durante 12-15 minutos o hasta que observéis que están doraditas.

Servir inmediatamente...




Y ahora sí que sí... Hasta el año que viene!!!! Que vendrá con novedades en el blog...






Seguir leyendo »