domingo, 20 de abril de 2014

Poke cake

Poke cake.... esto sólo se le podía ocurrir a Carolina de Tomillo, laurel y otras cosas de comer. Pero tengo que decir que me ha encantado la propuesta de este mes de nuestra desafiadora.

He disfrutado mucho, sobre todo porque he descargado tensiones a la hora de agujerear el bizcocho. Sí, habéis leído bien..... agujerear el bizcocho. Y es que la característica principal que tiene este bizcocho es que está lleno de orificios rellenos de.... de lo que quieras, porque admite infinidad de opciones.

Yo he elegido un trío de sabores que por separado me gustan mucho, pero juntos me han conquistado. Bizcocho de natillas, relleno de toffee y con cobertura de café y nata. Apetecible, verdad? Y, aunque no lo parezca, ni empalagoso, ni excesivamente dulce.








Ingredientes
Para el bizcocho
4 huevos
200 gr de azúcar
200 gr de natillas
150 gr de aceite de girasol
200 gr de harina
15 gr de levadura en polvo


Precalentamos el horno a 180º.
Batimos los huevos con el azúcar durante 5 minutos. Es importante batirlos bien para que se monten y esponjen. Pasado el tiempo, añadimos las natillas y el aceite y batimos de nuevo. Lo justo para que se mezcle. No batáis en exceso pues se bajarán los huevos.

Incorporamos la harina con la levadura tamizadas y las mezclamos con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.

Vertemos la mezcla en un molde engrasado y metemos en el horno a 170º durante 40 minutos más o menos.


Para la salsa toffee
6 cucharadas de azúcar
Unas gotas de agua
150 ml de nata líquida

Ponemos el azúcar en un cazo y le añadimos unas gotas de agua. Ponemos al fuego y dejamos que se vaya formando el caramelo. 

Mientras, calentamos la nata líquida para evitar que haya demasiado contraste con el caramelo al mezclarlo. Incorporamos al caramelo de dos o tres veces y mezclamos bien hasta que el caramelo se funda con la nata. Reservamos.


Para la cobertura
500 ml de nata para montar 35% MG
4 cucharadas de azúcar glas
1 sobre de cuajada en polvo
250 gr queso mascarpone
2 cucharadas de azúcar glas
1 cucharada de café 

Montar la nata con el azúcar. Cuando esté montada, añadir el sobre de cuajada y mezclar bien.Reservar.

Para la crema de café. Batir el queso hasta obtener una textura cremosa. Añadir el azúcar y el café y seguir batiendo hasta que esté todo bien mezclado. Reservar.


Montaje y elaboración del poke cake.

Dejamos templar el bizcocho. Agujerear la superficie con la ayuda de un objeto circular (el mango de una cuchara de madera puede servir). Dejarlo enfriar por completo.

Cuando esté frío rellenar los agujeros con la salsa toffee templada. Cubrir con la crema de queso y esta con la nata montada. 

Servir frío.







Aquí tenéis las propuestas de todos mis compañeros de desafíos, para que no os perdáis ningún poke cake. Y el mes que viene, toca desafío salado. Lo que no sabemos es lo que nos deparará, ni quien nos desafiará, pues las desafiadoras jefas nos tienen reservada una sorpresa. Y es que Desafío en la cocina cumple dos añitos!!!!!

Nos vemos el mes que viene...





miércoles, 16 de abril de 2014

Rape con alcachofas



Hace tiempo estuve en un curso impartido por  Víctor “Chez”. Un  gran profesional, muy reconocido en Salamanca. Uno de los platos que nos enseñó fue este pescado. Todo un acierto.

Gracias por “prestarnos” tus recetas y conocimientos. Aprendí mucho esos días contigo!!! Un placer Cheff!!!

El rape me gusta. Si. No es uno de los pescados que más me apasionan, pero no está mal. Para comerlo de vez en cuando.

Lo bueno de esta receta es que se puede preparar con cualquier tipo de pescado. En la variedad está el gusto, así que ya sabéis…. A probarlo con diferentes pescados hasta que déis con el que más os guste.

Es un plato muy completo. Lo acompañamos de una ensalada, una crema o una sopa y tenemos lista la comida. También os digo que gana en sabor de un día para otro.






Ingredientes

150 grs de rape por persona
500 grs de almejas
3 dientes de ajo
Fondo de pescado
100 ml nata liquida para cocinar
1 cucharadita de Maicena
6 alcachofas
Zumo de 1 limón

Limpiamos bien las alcachofas, dejando sólo el corazón y las cocemos en agua con sal y zumo de limón para que no se oscurezcan. Reservar.

Rehogamos los dientes de ajo, sin pelar en un poco de aceite.  Cuando se doren los retiramos y echamos las almejas. Reservamos.

Salpimentamos el rape y lo añadimos a la cazuela de las almejas.

En la nata desleímos la maicena y añadimos junto con el fondo de pescado al rape. Llevar a ebullición durante 5 minutos.

Sacamos el rape y las almejas. Emplatamos. Ligamos la salsa y regamos el pescado. Añadimos las alcachofas y servimos caliente.

Bon Àppetit!!!!


 

lunes, 14 de abril de 2014

La última cena del Titanic

Hoy se cumplen 102 años del hundimiento del Titanic. 

Nada hasta ahora ha creado tanta expectación y durabilidad en el tiempo como esta gran tragedia acontecida tantos años atrás. Y es que yo misma, desde niña, me siento atraída por este inmenso barco que tantas vidas se cobró el 14 de abril de 1912.

No sé si por lo que encierra cada una de esas vidas truncadas, de gente sin recursos en la mayoría de los casos, en busca de una vida mejor…. niños, mujeres y hombres que ya no vieron la luz del día el 15 de abril de 1912… pero no dejamos de enternecernos y sorprendernos cada vez que se conoce algún descubrimiento nuevo, alguna historia contada por alguno de los 711 supervivientes del fastuoso barco.




Quizás por el rumbo que está tomando mi vida inmersa en el mundo culinario, llevaba tiempo detrás de este post. El desencadenante final ha sido el libro que me regaló mi marido “Last dinner on the Titanic”. En inglés y que he tenido que traducir poco a poco para poder llevar a cabo tres de las muchas recetas que trae publicadas, pero con el que he disfrutado más de lo que pensaba en un principio.

Curiosidades varias como que los chefs del barco pasaban días enteros preparando las grandes cenas y comidas que se servían a los pasajeros del gran buque. Había platos que requerían de varios días de elaboración previa antes de la presentación final en el plato…. maceraciones, cocciones, reposados…
Varias cocinas, una compartida, la de primera y segunda clase y otra para los pasajeros de tercera clase. Los menús claramente diferenciados según las clases sociales, pero sobre todo en el último estamento, mucho mejor que la que se comía en muchos de los hogares de esa época.



Cabe destacar, que la pesada cena, compuesta de 16 platos y regada con abundante alcohol, pudo ser causa de que muchos de los pasajeros de primera clase no supiesen reaccionar con claridad ante la tragedia que se desencadenó. Muchos de ellos (los que esa noche cenaron en el comedor ya que se sirvió otra cena a la carta, en el restaurante Rizt, para un reducido grupo de pasajeros de primera clase) disfrutaron la noche del 14 de abril de delicatessen de la época y diez clases diferentes de vinos y licores que acompañaron cada uno de los platos servidos.




He seleccionado tres platos entre los menús de primera y segunda clase. De fácil elaboración y, he de decir, que de un gusto indiscutible. Desde luego, los chefs y cocineros de este gran transatlántico cuidaban hasta el mínimo detalle en cada uno de sus platos.


  


De primera clase, me he decantado por un entrante y un postre; y de segunda clase, por un plato fuerte. Para abrir boca, unos espárragos en vinagreta de cava y azafrán. Como plato principal arroz con pollo al curry. Y para finalizar, el famoso puding Waldorf del que dicen que se desconoce la receta original, pero que en el libro "Last dinner on the titanic" nos facilitan la receta del mismo.

Espero que disfrutéis con el menú tanto como yo lo he hecho seleccionando los platos y cocinándolos y degustándolos después...Mi homenaje particular en memoria de las 1512 víctimas del naufragio más importante de la historia...



 






ESPÁRRAGOS CON VINAGRETA DE CAVA Y AZAFRÁN






1 lata de espárragos
1/4 cucharadita de azafrán
2 cucharadas de cava
1 cucharada de vinagre de vino
1/2 cucharadita de mostaza Dijon
Una pizca de azúcar
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta
!/2 pimiento rojo muy picadito
1/2 pimiento verde muy picadito b


Mezclar el azafrán con 1 cucharadita de agua hirviendo.  Dejar reposar durante 2 minutos o hasta que se ablanden. Agreguar el azúcar, la mostaza, el vinagre y el cava.. Batir y dejar reposar. Mezclar con el aceite de oliva. Sazonar con sal y pimienta al gusto. Reservar en el frigorífico.

En una fuente alargada, poner una cama de pimiento rojo y pimiento verde picados en cuadraditos y colocar los espárragos encima. Regar con la vinagreta y servir bien frío.






ARROZ CON POLLO AL CURRY








1 pechuga de pollo
1 lima
1 cucharadita de jengibre en polvo
2 cucharaditas de ajo en polvo
3 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharaditas de curry en polvo
1 cebolleta
1 cucharadita de miel
1 taza de arroz
2 y 1//2 tazas de agua
1/2 cucharada de sal
Un puñado de pasas sultanas



Limpiar y trocear la pechuga de pollo. Reservar.

Rallar la piel de la lima y exprimir el jugo. En un tazón, mezclar la ralladura y el zumo de la lima, el jengibre y el ajo; Agregue pollo, dándole la vuelta para cubrir bien. Dejar reposar durante 30 minutos 

En una cazuela grande, calentar 2 cucharadas de aceite a fuego medio-alto. Agregar el pollo y el adobo. Cocinar durante 10 minutos o hasta que se dore por todos lados. Retirar el pollo.

Reducir el fuego y agregar el aceite restante y curry en polvo. Cocinar, removiendo con frecuencia, durante 3 minutos. Agregar cebolla muy picada y la miel, continuar la cocción, revolviendo ocasionalmente, durante 3 minutos. Agregar el arroz y cocinar durante 3 minutos o hasta que el arroz adquiera un color dorado. Incorporar el agua, la sal y las pasas de uva.

Echar el pollo en el arroz. Llevar a hervir, tapar la cazuela y reducir el fuego. Cocinar a fuego lento de 25 a 30 minutos. 

Servir caliente





PUDING WALDORF

El puding Waldorf es una de las recetas que se fueron al fondo del océano con el Titanic. Se desconoce la receta exacta del mismo. Esta es una adaptación de la misma basada en tres de los ingredientes esenciales de la famosa ensalada Waldorf , nueces, pasas y manzanas.







3 manzanas ácidas
1/2 taza de pasas sultanas
1 cucharada de zumo de limón
Una pizca de jengibre
1 cucharada de mantequilla
1/3 taza de azúcar
500 ml de leche
4 yemas de huevo
Una pizca de nuez moscada
1 cucharadita de extracto de vainilla
1/4 taza de nueces picadas


Pelar y picar finamente las manzanas. Agregar las pasas, el zumo de limón y el jengibre. En una sartén, derretir la mantequilla a fuego alto; Añadir la mezcla de manzana y cocinar durante 1 minuto. Agregar 2 cucharadas de azúcar. Cocinar, revolviendo con frecuencia, durante 3 a 4 minutos o hasta que las manzanas están ligeramente caramelizadas. Quitar la mezcla de manzana y echar en un molde caramelizado apto para el horno.

Mientras tanto, en una olla a fuego medio, calentar leche sólo hasta que se formen burbujas alrededor de los bordes. Batiendo constantemente, agregar un poco de la leche a los huevos. Mezclar hasta que se incorporen bien; Agregar la leche restante, la nuez moscada y la vainilla y mezclar bien. Verter sobre la mezcla de manzana.

Colocar el molde dentro de otro recipiente. Verter suficiente agua hirviendo en la fuente inferior para cocer al baño maría dentro del horno. Colocar en el horno a 180º durante 45-50 minutos o hasta que la crema esté cuajada. Dejar enfriar a temperatura ambiente. Antes de servir espolvorear con nueces.



Recetas extraídas del libro "Last dinner on the Titanic". 

jueves, 10 de abril de 2014

Solomillo de cerdo con salsa de pimienta...Porque del cerdo, #hastalosandares

Que no es por llevar la contraria, pero ahora qua a la gente le ha dado por no comer carne… en La cocina typical spanish nos hemos propuesto sacar el máximo partido al cerdo, ese rico animalito del que, como reza el hastag de este mes, se aprovecha todo…. #hastalosandares.


Yo lo tuve claro desde el principio, y es que desde bien niña, cada vez que salgo a comer fuera de casa y me ofrecen carne en un restaurante… espero paciente a que lo nombren, y es que el solomillo de cerdo es una (por no decir la más) de mis carnes favoritas.





En un principio pensé en cocinarlo como mi madre lo ha hecho siempre en casa, a la plancha con unos ajos doraditos. Qué hay más TS que eso…. Pero para darle un poco más de vidilla y alegrar un poco el plato, le he hecho una salsa a la pimienta. El resultado… muy rico. Y lo mejor de todo…. Muuuuuuuuy rápido de preparar.


Ahí os lo dejo, para que vayáis abriendo boca con las fotos….





Ingredientes
1 solomillo de cerdo
1 cucharadita de pimienta negra en grano
Aceite de oliva
1 Cucharada de mantequilla
½ pastilla de caldo de carne (o 1 cucharadita de caldo de carne concentrado)
200 ml de nata
Pimienta molida (yo variada)

Fileteamos el solomillo. Reservamos.

En una sartén, echamos un chorro de aceite de oliva y la mantequilla y rehogamos la pimienta en grano. 

Pasados unos minutos, añadimos la pastilla de caldo y deshacemos bien. Incorporamos la nata y bajamos el fuego. Dejamos a fuego bajo unos minutos, sin dejar de remover para evitar que se pegue al fondo.

Cuando se haya reducido y espesado la salsa, añadimos un poco de pimienta recién molida y mezclamos bien. Rectificamos de sal en caso de ser necesario y reservamos.

Hacemos los filetes de solomillo a la plancha y servimos inmediatamente acompañados de la salsa a la pimienta.


Buen provecho!!





Y aquí os dejo con las recetas de todos los que se han animado con el cerdo...





lunes, 7 de abril de 2014

Risotto de chocolate

Esta vez ha sido Mara del blog "Mas dulce que salado" nuestra retadora del mes en "Qué rico, mamá". Y, como no podía ser de otra manera... nos ha propuesto un dulce. Eso sí, en formato mini; en vasitos más concretamente.

Me he decidido por este risotto de chocolate al que le tenía ganas desde hace tiempo. Yo recomiendo comerlo templado, pues es la forma en que no pierda cremosidad. 

Estoy convencida de que si lo acompañáis de nata montada seguro que gana en sabor. Yo por si acaso lo repetiré y le pondré una buena cucharada!!!






Ingredientes
3 cucharadas de cacao en polvo
100 grs de azúcar
1/4 cucharadita de canela molida
900 ml de leche
150 grs de arroz arborio
3 tiras largas de piel de naranja
100 grs de chocolate negro rallado


Poner en un cuenco el cacao, el azúcar y la canela y añadir 4 cucharadas de leche. Mezclar bien y agregar 4 cucharadas más.

Poner el arroz en una cazuela mediana y añadir la mezcla de leche y cacao, el resto de la leche y las tiras de la piel de naranja. Calentar a fuego lento hasta que hierva, bajar el fuego y dejar cocer unos 20 minutos con la cazuela tapada.

El arroz estará listo cuando esté muy tierno, cremoso y algo deshecho, si no es así, añadir un poco más de leche. Retirar las tiras de naranja y añadir el chocolate rallado. Mezclar bien hasta que se derrita por completo el chocolate.

Bon Appetit!!!!




No olvidéis pasaros por Qué rico, mamá para ver todas las propuestas de mis compis!!!!


miércoles, 2 de abril de 2014

Arroz asiático




Ya no quieren arroz con tomate..... Bueno, los niños sí, pero el padre, se me ha hecho un fan absoluto de este arroz!!! Aunque, la verdad.... he de reconocer que está muy bueno.

Fué una idea de última hora. Mi hermana y mi cuñado decidieron "invitarse" a comer y no tenía nada pensado para primer plato, así que miré en la nevera y fuí haciéndome una composición de lugar con las cosas que tenía y la ayuda de algún libro de recetas que otro y apañé este plato.

Os contaré que no soy muy de verduras, pero aquí me rindo ante ellas, y es que el punto de cocción y la salsa soja y demás aderezos les dan un toque tan bueno, que hasta yo me las como sin rechistar y además repito!!!







Ingredientes
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1 zanahoria
1 bandeja de champiñones laminados
200 grs de arroz
1 diente de ajo
50 grs de bacon
1 cebolleta
100 grs de brotes de soja
50 gr salsa de soja
Ajo en polvo
1 pizca de jengibre
1 pizca de curry
1 pizca de colorante
1 pizca de pimentón

Cortar las verduras en juliana. Reservar

Rehogar un diente de ajo en un poco de aceite. Cuando esté dorado, añadir agua con sal y cocer en ella el arroz.

Colocar un recipiente sobre la olla para, aprovechando la cocción del arroz, hacer los pimientos, la zanahoria y los champiñones  al vapor.

Una vez cocido el arroz echarlo en una fuente. Reservar.

Escurrir las verduras. Reservar.

Freir el bacon en un poco de aceite. Añadir un poco de ajo en polvo, el jengibre y la cebolla. Sofreir unos minutos. Añadir los brotes de soja escurridos,, el curry, el colorante, el pimentón y la salsa de soja. Remover y rehogar un par de  minutos.

Verter en el cuenco del arroz, agregar las verduras y mezclar para que quede bien integrado.

Servir caliente








viernes, 28 de marzo de 2014

Encuentros gastronómicos en la Red. ¿Dulces o saladas?

Os apetecen unas magdalenas, muffins o cupcakes? Sí? Y cómo las queréis…. ¿dulces o saladas? Hoy mi recopilatorio de Encuentros gastronómicos en la Red va cargadito de este bocadito tan delicioso…en versión dulce y salada…para que tengáis para todos los gustos!!!!

Sacadas de la Red facilísimo, y para todos vosotros, una selección de 11 tipos diferentes de este pequeño y apetecible dulce….. o no!!!!!





De zanahoria, sí. Estos cupcakes con frosting de queso están pidiendo a gritos que alguien se los coma… Pues en el blog “Las delicias deIsabel” tenéis la receta y el paso a paso muy bien explicadito. Venga, ¿a qué esperáis para prepararlos?





Mmmmmmm, de café y Bayleis…. Nada mejor que un combinado de estos para terminar una buena comida…. ¿Por qué no preparar unos muffins y sorprender a tus invitados en el postre de una comida? Seguro que no fallas. Patricietas nos “presta” su receta… La podéis encontrar en “Recetas y lo que se me ocurra






Con estos lo tuve claro en cuanto los vi. Muffins de kit-kat. Mi choco-barquillo favorito después de los huesitos. Verónica ha sabido llegarme al corazón con este bocadito del que dieron buena cuenta los cachorritos… Muffins….magdalenas…. no lo tenía muy claro así que las rebautizó Muffdalenas. ¿Queréis la receta? Daros una vuelta por “Cocinando para miscachorritos” y decirle que vais de mi parte, igual os invitan a uno…






Patricia de “Las cosas de mi cocina” los prefirió salados en esta ocasión. Aptos y muuuuy recomendables para los más pequeños de la casa. Muffins de queso y Frankfurt. Yo ya tengo apuntada la receta. Ah, ¿que tú también la quieres? Pues toma buena nota de ella y me cuentas que tal te salen.






Unos sencillos cupcakes con crema de queso, pero con una pinta deliciosa tiene Chus en su blog “Para estar por casa”. El color lila del frosting le dan un toque distinguido a la mesa, así que son ideales para alegrar una merienda o un brunch.
  




Otra que se anima con los muffins salados es Pilar. En este caso los ha rellenado de sobrasada y mató y les da un toque dulce con miel. Como muy bien define la autora, “sabores dulces y salados encerrados en la esponjosa textura de un muffin. A mi me han entrado por los ojos, y no creo que tarde mucho en prepararlos. Tenéis la receta en “Persucar-hi pa






Porque las magdalenas de toda la vida son las mejores. Las que me recuerdan a mi niñez. Mojadas en leche para desayunar, o para merendar. La mayoría de las veces abiertas por la mitad y untadas con un poquito de mantequilla…. Estas son ideales, y las tiene Vanessa en su blog, “Il prezzemolotritato” . Yo voy a por una para el café…





Una versión mini del bizcocho de yogurt, acompañada de frutos rojos. Lucía dice que no consigue que le salgan con copete, pero aún así, estas magdalenas están diciendo cómeme!!!! La receta, en “De pucheros y otros




Porque hacer cupcakes es cosa de todos, Isabel nos enseña a hacer unos básicos con aroma de fresa. Y, ahora que estamos en temporada, pegan muy bien. ¿Habéis visto que colorido tienen? Pero si me llega el olor a fresa y todo hasta aquí!!!!! Isa nos abre las puertas de “Cocina con reina” y nos invita a que los preparemos en casa… ¿Os animáis?






Y como no podía ser de otra manera, también os traigo unos de chocolate. Porque, que levante la mano a quien no se le vayan los ojos detrás de unas buenas magdalenas de chocolate cuando se las ponen  delante…. Esponjosos, jugosos, deliciosos. Así son los muffins de chocolate de Patricia. Esta y otras muchas recetas podéis encontrar en “El trasgu de las galletas






Y, yo misma, de “Cuadernos de cocina” rescato para vosotros los que, hasta ahora, son mis favoritos. Cupcakes de caramelo, con frosting de dulce de leche. Una auténtica delicia. Es comer uno y no poder parar!!!!!







Espero que hayáis disfrutado con la selección… hasta la próxima!!!